Blog

Precios públicos por la prestación de servicios o la realización de actividades municipales (Bodas Civiles)

By 22 diciembre, 2014 No Comments

Precios públicos por la prestación de servicios o la realización de actividades municipales (Bodas Civiles)

Ángel Zurita Laguna

Letrado del Ayuntamiento de Bilbao

Se anuncia la aprobación en sesión plenaria de la modificación de los precios públicos por la prestación de servicios o la realización de actividades municipales, en lo referente al servicio de celebración de bodas civiles en el Ayuntamiento de San Sebastián. La verdad es que no es fácil la distinción entre tasa y precio público, ni tampoco el instrumento de su aprobación, sobre el que hay cierta confusión, ni mucho menos sus medios de impugnación, y de hecho suelen ser variadas las soluciones que ofrecen las entidades locales a la vista de los anuncios que insertan en los boletines oficiales.
En primer lugar hay que notar que se ha entendido que el servicio de las bodas civiles se han configurado como precios públicos, por lo tanto se interpreta que son contraprestaciones satisfechas por la prestación de servicios o realización de actividades en régimen de derecho público cuando es voluntaria su solicitud o recepción, como así es sin duda, y ese servicio es prestado o esa actividad es realizada también por el sector privado, interpretado en un sentido muy amplio ciertamente. Ayuda bastante, en este sentido, el matiz de que se trata en realidad de los servicios complementarios por la celebración de bodas civiles, más que la propia ceremonia.
En el presente caso se publica la modificación de los precios públicos relativos a las bodas civiles, por lo que parece claro que se trata de una modificación de un acuerdo plenario, y no así de la modificación de una eventual ordenanza de precios públicos, que en ocasiones se aprueba por algunas entidades locales, no tanto por interpretar que la aprobación de un precio es algo normativo, que no lo es, sino por la inercia de su precedente como tasa. Precisamente por ser un acto administrativo es una atribución delegable en la Junta de Gobierno Local. No vamos a entrar, en este momento, en otras cuestiones de interés, como si corresponde su aprobación al Pleno, en los municipios de gran población, como la capital guipuzcoana, al carecer este ingreso de naturaleza tributaria.
Así las cosas, si se trata claramente de un acto administrativo, es claro que es un acuerdo plenario recurrible ante el Juzgado de lo Contencioso como el resto de los actos, y no así ante la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia que conoce las impugnaciones contra disposiciones generales. Por el mismo motivo, obviamente será susceptible de recurso en vía administrativa.

Enlace a la modificación comentada https://ssl4.gipuzkoa.net/castell/bog/2014/11/25/c1410565.pdf

 

 

Deja un comentario