Jurisprudencia

Tribunal Supremo

By 26 noviembre, 2018 No Comments

STS 397/2018: Sobre las limitaciones al estacionamiento nocturno de autocaravanas establecidas mediante Ordenanza municipal en el municipio de Vélez-Málaga.

STS 397/2018, de 13 de marzo: El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por la Plataforma de Autocaravanas Autónoma (PACA) contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 16 de junio de 2015 por la que se desestimaban las pretensiones contra el acuerdo adoptado por el Pleno del Ayuntamiento de Vélez-Málaga por el que se aprueba definitivamente la Ordenanza de Circulación y el cuadro de infracciones y sanciones; y, en particular, la pretensión de anulación del artículo 20.21.b) números 1 y 2, y artículo 65.3 de dicha Ordenanza. 

En dichos artículos se limita el estacionamiento de autocaravanas y similares a unas franjas horarias de entre las 9:00 horas y las 20:00 horas (21:00 horas en el periodo estival), prohibiendo también la acampada en vía pública de caravanas (entendiéndose como tal «cuando el vehículo tiene contacto con el suelo con algo más que las ruedas»). 

Frente a la sentencia desestimatoria del TSJ de Andalucía ante las limitaciones recogidas en la Ordenanza de Circulación del Ayuntamiento de Vélez-Málaga se presentó recurso de casación alegando la infracción del artículo 14 de la Constitución por realizar una discriminación de estos vehículos frente a otros con características similares; también infracción del principio de jerarquía normativa por vulnerar la Ordenanza normas de rango superior como la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial o el Reglamento General de Circulación, ya que «no hace un reparto equitativo de los aparcamientos entre todos los usuarios», ni influye, en opinión de la recurrente, en la fluidez del tráfico rodado, rotación de aparcamientos, etc., sino que el verdadero motivo es evitar la pernocta de caravanas y autocaravanas, «frente a vehículos del mismo tipo que no están habilitados especialmente para ser habitados». 

Sin embargo, el Tribunal Supremo rechaza todas las alegaciones: en primer lugar, porque no se desvirtúa en ningún momento las razones expresadas por la sala de instancia cuando se expresa que no existe discriminación ya que el trato desigual con respecto a las caravanas se sostiene por una justificación concreta que permite, por tanto, las restricciones al estacionamiento de dichos vehículos; en segundo lugar, y en conexión con lo anterior, porque el estacionamiento de estos vehículos sí que puede tener efectos negativos en la fluidez y en la seguridad del tráfico, así como otros efectos negativos: incremento de ruidos con incidencia en el descanso, menos posibilidades de aparcamientos a otras personas, así como la generación de residuos, por lo que no contraviene las normas alegadas como infringidas, ya que la Ordenanza puede tomar en consideración los factores anteriormente indicados. 

Texto completo.