Jurisprudencia

Tribunal Supremo

By 18 diciembre, 2018 No Comments

STS 681/2018: Se confirma la nulidad de una Orden autonómica que establece el descanso obligatorio y limitación diaria en la prestación del servicio de taxis del Área de Prestación Conjunta de Valencia. Falta justificación concreta de la medida limitadora.

STS 681/2018, de 26 de abril: El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por la Generalitat Valenciana contra la sentencia de 19 de enero de 2016 del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana que estimó el recurso contencioso-administrativo contra la Orden 2/2014, de 6 de febrero, de la Consejería de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente por la que se regula el sistema de descanso obligatorio y la limitación diaria en la prestación del servicio de taxis en el Área de Prestación Conjunta de Valencia.

El recurso promovido por la Asociación Empresarial de Auto-taxis de la Comunidad Valenciana y la Federación del Taxi Valencia S.L. señalaron que dicha Orden era contraria a Derecho; sobre todo de conformidad a lo establecido en el art. 39 bis LRJPAC que establece los principios de intervención de las AAPP para el desarrollo de una actividad; en este punto el TSJ se remitió a examinar la Ley 6/2011, de 1 de abril, de Movilidad de la Comunidad Valenciana, y más concretamente el artículo 43.3.a) que considera vulnerado; ya que de conformidad con diversos informes del sector del taxi y algunas consideraciones realizadas en el Dictamen del Consejo Jurídico Consultivo autonómico al proyecto de Orden no queda justificado que el establecimiento de un límite máximo de 16 horas, consiga garantizar la prestación del servicio las 24 horas.

Por lo tanto, si bien no se niega que la Administración autonómica pueda establecer límites a las horas de conducción de los taxistas, así como regular un sistema de descanso obligatorio; se considera que esos límites concretos no están suficientemente justificados, faltando un estudio sobre las medidas adoptadas en la Orden, además de la diferente afección al servicio prestado por taxistas autónomos -16 horas diarias según la Orden autonómica- o por taxistas asalariados -8 horas según el Estatuto de los Trabajadores-.

El Tribunal Supremo va a confirmar dicha sentencia asegurando que el TSJ da motivación suficiente a la anulación de la Orden autonómica ya que no se justifica «la necesidad de la intervención de la Administración en la regulación cuestionada del servicio público de taxis». El Tribunal Supremo en este sentido reprocha a la Abogada de la Generalitat que cuestione la insuficiencia de la motivación, por denunciar la Sala de instancia la ausencia de estudio «sobre la forma, modo y medios en que la crisis ha afectado al sector del texto que justifique la intervención de la Administración», cuando dicha argumentación se extrae de «consideraciones que efectuó el Consejo Jurídico Consultivo de la Comunidad Valenciana en el Dictamen emitido el 23 de enero de 2014», avalando así la convicción del TSJ de la Comunitat Valenciana sobre la falta de motivación y justificación de la Orden para garantizar el interés público.

Texto completo