Jurisprudencia

TS – Contratos públicos

By 12 noviembre, 2019 No Comments

STS 1466/2019. La nueva adjudicación de un contrato por haberse anulado la adjudicación original lo es por el plazo total del contrato, aunque hayan transcurrido 20 años desde la adjudicación anulada.

1466/2019, de 28 de octubre. En 1993 se adjudicó el contrato de explotación del servicio de inspección técnica de vehículos en tres lotes a distintos licitadores. La resolución de adjudicación fue recurrida por un licitador no adjudicatario, y posteriormente anulada por el Tribunal Supremo en sentencia de 26 de diciembre de 2007 (cas. 634/2002), ordenándose la retroacción de actuaciones para que se dictara una nueva resolución de adjudicación.

En la nueva adjudicación, la Administración vuelve a valorar las ofertas y a adjudicar por el plazo original de 30 años. En esta ocasión, uno de los no adjudicatarios impugna la nueva adjudicación porque considera que el plazo no debe ser el original de 30 años, sino el restante de 10.

Esta tesis es acogida por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que señala que la adjudicación de 1993 (posteriormente anulada) no fue suspendida en ningún momento, ni se discute que durante sus años de vigencia el contrato ha venido ejecutándose. Por ello, considera que volver a adjudicar por 30 años llevaría al absurdo de que la concesión se extendiera a un periodo superior al previsto en el pliego, hasta alcanzar casi 50 años. Por ello, recorta el plazo de la nueva adjudicación a 10 años. Esta sentencia es ahora recurrida en casación por el adjudicatario y la Comunidad Autónoma.

 El TS señala que esta cuestión gira en torno a la ejecución en sus propios términos de la STS de 16 de diciembre de 2007. Del fallo considera que se desprende con total claridad que la adjudicación de 1993 se anula y queda sin ningún valor o efecto, desapareciendo del ordenamiento jurídico. No le reconoce ni siquiera eficacia transitoria en el periodo entre 1993 y la nueva adjudicación.

Por ello, rechaza el planteamiento del TSJ. Recuerda que la nueva adjudicación supone el reconocimiento del derecho del nuevo adjudicatario en las mismas condiciones que los demás, incluido el periodo de duración de la concesión. De este modo, la sentencia recurrida desconoce el pronunciamiento anulatorio del TS y desvirtúa el derecho reconocido al nuevo adjudicatario. Y especifica que este derecho no debe verse tan drásticamente reducido a pesar del largo tiempo transcurrido desde la adjudicación original, pues en el pliego se establece claramente que el plazo comienza desde la adjudicación definitiva.

En consecuencia, estima los recursos de casación y casa la sentencia del TSJ, desestimando el recurso contencioso-administrativo original.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 3405/2019 – ECLI: ES:TS:2019:3405).