Jurisprudencia

TS – Funcionarios

STS 378/2019. La condena de inhabilitación especial como cartero no implica la pérdida de la condición de funcionario, pues ésta debe interpretarse restrictivamente.

STS 378/2019, de 20 de marzo. Un particular interpone recurso de casación contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (Valladolid) que desestimó su recurso contencioso-administrativo contra una resolución del Subdirector de la Sociedad Estatal de Correos y Telégrafos, S.A.

La resolución acordaba la pérdida del particular de la condición de funcionario del Cuerpo de Auxilio Postal y Telecomunicaciones, en ejecución de una sentencia penal firme que condenaba al particular a la inhabilitación especial como “funcionario de Correos (cartero)”.

El particular impugnó la resolución, por entender que la sentencia penal no le inhabilitaba para el empleo público ni para el desempeño de las funciones de auxiliar postal y telecomunicaciones, sino sólo aquellas referidas al reparto de correo (cartero). Sin embargo, el TSJ entendió que aunque la sentencia penal empleaba el término “cartero”, se refería a la pertenencia al mencionado Cuerpo, por lo que la inhabilitación debe comportar la pérdida de la condición de funcionario conforme al art. 66 del Estatuto Básico del Empleado Público.

Sin embargo, el Tribunal Supremo coincide con el criterio del particular recurrente. Cita en primer lugar su sentencia de 14 de mayo de 2008 (cas. 8851/2003), en la que fijaba el alcance de la inhabilitación especial para estos casos. Distinguía en esa sentencia entre la inhabilitación para el ejercicio de la profesión (art. 45 del Código Penal) y la categoría más amplia de inhabilitación para el empleo público (art. 42 CP). Y recuerda que esta cuestión está relacionada con el derecho fundamental a permanecer en la función pública y a ser cesado sólo en los casos establecidos (art. 23.2 de la Constitución). El TS cita jurisprudencia posterior y confirma su vigencia.

En este caso, la condena se hace al amparo del art. 45 CP, por lo que el TS considera que no se inhabilita al particular para el empleo público, sino sólo para el reparto de correo, que es la tarea que desempeñan los carteros. Tratándose de una restricción de derechos, además, debe ser interpretada restrictivamente. Por ello, estima el recurso de casación del particular y anula la resolución por la que pierde la condición de funcionario.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 925/2019 – ECLI: ES:TS:2019:925).