Jurisprudencia

TS – ICIO

By 3 septiembre, 2020 No Comments

STS 638/2020. La comprobación por la Administración de la base imponible del ICIO según el art. 103.1 TRLHL puede constituir un supuesto en el que proceda una tasación pericial contradictoria.

STS 638/2020, de 3 de junio. Una entidad promotora de un desarrollo urbanístico interpone recurso de casación contra la sentencia del TSJ de Cantabria que estimó el recurso de apelación planteado por el Ayuntamiento de Santander contra una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 3 de Santander. Ésta, a su vez, resolvía el recurso contencioso-administrativo interpuesto por la promotora frente a un acto administrativo del Ayuntamiento dictado en relación con la liquidación del ICIO.

En síntesis, la controversia gira en torno a la comprobación de la base imponible del ICIO que realizó el Ayuntamiento en virtud de lo previsto en el art. 103.1 TRLHL. Al comprobar, el Ayuntamiento incrementó el valor de las partidas comunicadas por la promotora con base en un informe del arquitecto municipal. Ante esto, la promotora solicitó una tasación pericial contradictoria, que no fue tramitada como tal por el Ayuntamiento al entender que no se estaba ante un procedimiento de comprobación de valores de la LGT. El Juzgado asumió la tesis de la promotora, pero el TSJ adoptó la postura del Ayuntamiento en fase de apelación.

El Tribunal Supremo considera que sí se trata de una comprobación de valores que puede dar lugar a una tasación pericial contradictoria, y aclara los casos en los que esto puede suceder. De este modo, no necesariamente se trata de una comprobación de valores de la LGT si se añaden partidas nuevas a las comunicadas. Pero sí hay comprobación de valores cuando el Ayuntamiento minora o incrementa el importe de las partidas ya declaradas con base en un criterio distinto. En este caso, el arquitecto municipal no sólo se basó en los precios del Colegio Oficial correspondiente, sino también en la experiencia de otras liquidaciones por obras similares. Esto hace que haya que considerar que el Ayuntamiento ha realizado una comprobación de valores, y no una mera comprobación administrativa en el sentido del art. 103.1 TRLHL.

En consecuencia, el TS casa la sentencia del TSJ, quedando firme la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo, que estimó el recurso contencioso-administrativo y ordenó la retroacción de actuaciones.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 1661/2020 – ECLI: ES:TS:2020:1661).