Jurisprudencia

TS – Infraestructuras

By 14 febrero, 2019 No Comments

STS 1350/2018: Rechazo del recurso interpuesto por el Ayuntamiento de Carreño contra el Proyecto de Trazado de la Autovía de acceso al puerto de El Musel.

STS 1350/2018, de 23 de julio: El Tribunal Supremo desestima el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Carreño contra la sentencia de 18 de abril de 2016 de la Audiencia Nacional que rechazaba el recurso contencioso-administrativo contra la Resolución del Secretario de Estado de Infraestructura, Transporte y Vivienda de 21 de diciembre de 2012, por delegación de la Ministra de Fomento, que aprobó el expediente de información pública del Proyecto de Trazado “Autovía acceso al puerto de El Musel”.

El Tribunal Supremo no acoge ninguna de las pretensiones del Ayuntamiento, sobre todo porque gran parte de las críticas realizadas, tanto en el recurso contencioso-administrativo como en el recurso de casación, van dirigidas al Estudio informativo definitivo sobre el que se basa el Proyecto de Trazado. Ninguna de esas pretensiones se acogen porque dicho Estudio informativo definitivo fue aprobado mediante Resolución de 25 de abril de 2007 (BOE de 29 de mayo de 2007), que no fue impugnada, ni tampoco se instó a su revisión a través del artículo 102 LRJPAC, aplicable al presente caso.  Por lo tanto, no se puede ser objeto de recurso habiendo transcurrido el plazo con creces.

En otro orden de cosas, se rechazan también diversas alegaciones realizadas de infracción de la LBRL, el convenio de Aarhus o infracción de procedimientos de información pública, ya que ha quedado acreditado documentalmente que el Ayuntamiento no sólo tuvo ocasión de intervenir y participar en el trámite de alegaciones; sino que efectivamente fueron presentadas y el propio Ayuntamiento recibió respuesta donde se «explica pormenorizadamente la solución adoptada para el Enlace de El Empalme, consecuencia de un profundo análisis de soluciones técnicas en una zona de alta complejidad donde se dan cita condicionantes físicos, entramado de líneas de ferrocarril, de carreteras –AS/19, entre otras- y asentamientos residenciales».

Por último, se rechaza que se haya producido infracción alguna por no someterse el Proyecto de Trazado a la aprobación del Consejo de Ministros. En el caso concreto dicha intervención se aprecia innecesaria al no haberse activado el mecanismo previsto en el artículo 10.1 de la Ley de Carreteras de 1988, ya que «no cualquier alegación efectuada por un Ayuntamiento en el trámite de información pública, que verse sobre la afectación que el trazado cause al paisaje o a sectores residenciales, puede calificarse formalmente de discrepancia a los efectos de promover el mecanismo integrador de las competencias del Estado y de las Comunidades Autónomas y Corporaciones locales».

Por todo ello, se desestiman las pretensiones del Ayuntamiento de Carreño.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 3002/2018 – ECLI: ES:TS:2018:3002).