Jurisprudencia

TS – Presupuestos

By 10 septiembre, 2019 No Comments

STS 830/2019. No es conforme a Derecho que los concejales se abstengan en el Pleno para que el presupuesto pueda aprobarlo la Junta de Gobierno Local.

STS 830/2019, de 17 de junio. El Ayuntamiento de Leganés recurre en casación la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que estimó el recurso de varios concejales contra los acuerdos de aprobación provisional y definitiva del presupuesto del Ayuntamiento para el ejercicio 2014, adoptados por la Junta de Gobierno Local.

La controversia gira en torno a la DA 16ª LBRL en su redacción dada por la Ley 27/2013, que posteriormente fue declarada inconstitucional por la STC 111/2016. Este precepto permitía que, excepcionalmente, la Junta de Gobierno aprobara el presupuesto para el ejercicio siguiente si éste no había obtenido una mayoría de votos favorables en primera votación, para favorecer la estabilidad presupuestaria (evitar prórrogas de presupuestos anteriores).

En el Pleno, los concejales del PP se abstuvieron para que el presupuesto quedara rechazado y pudiera aprobarse en la Junta de Gobierno sin debate ni enmiendas. El TSJ entendió que no era de aplicación la DA 16ª porque el presupuesto que se aprobaba no era el del año siguiente, sino el de ese mismo año, por lo que no entraba en el supuesto previsto por la norma.  Además, tampoco concurría la excepcionalidad que exige la DA 16ª. Por ello, estimó el recurso porque el presupuesto fue aprobado por órgano manifiestamente incompetente.

El TS comienza recordando que la DA 16ª fue posteriormente declarada inconstitucional, por lo que no procedería ahora forzar la aplicación de una norma que el Tribunal Constitucional ha expulsado del ordenamiento. No obstante, a la luz de la STC 111/2016, explica por qué la Junta de Gobierno no podía aprobar el presupuesto.

Para ello, recuerda que el principio democrático es el fundamento de la autonomía local y sitúa la controversia en un conflicto entre este principio democrático (la competencia del Pleno) y la estabilidad presupuestaria. A juicio del TC, las ventajas para la estabilidad presupuestaria que propiciaba la DA 16ª no compensan mínimamente los perjuicios causados al principio democrático. Menciona también para ello el principio de autoimposición (no taxation without representation) y la conexión especial entre el presupuesto y la democracia.

Además, si se atiende a la finalidad de la norma y a un uso proporcionado de la excepcionalidad de la DA 16ª, la abstención de los concejales no sirve a la estabilidad presupuestaria, sino a su intención de sustraer a la oposición el debate y la proposición de enmiendas.

Por todo ello, el TS desestima el recurso de casación del Ayuntamiento de Leganés.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 1987/2019 – ECLI: ES:TS:2019:1987).