Jurisprudencia

TS – Registros administrativos

STS 1835/2018: las Administraciones no pueden servirse de sus registros administrativos para presentar extemporáneamente escritos dirigidos a otras Administraciones.

STS 1835/2018, de 19 de diciembre. El Ayuntamiento de Peraleda de la Mata recurre en casación la sentencia del Tribunal Superior de Justicia que desestima su recurso contencioso-administrativo contra una resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Madrid. Ésta, a su vez, resuelve la reclamación del Ayuntamiento contra el acuerdo de inadmisión de un recurso de reposición presentado por éste ante la Confederación Hidrográfica del Tajo.

La extemporaneidad apreciada por la Confederación y las sucesivas instancias posteriores se basa en que no consta acreditado que el recurso de reposición del Ayuntamiento se hubiera presentado en plazo. Dicho recurso se presentó en el propio registro del Ayuntamiento recurrente, dirigido a la Confederación Hidrográfica, pero consta presentado el día del vencimiento del plazo para recurrir a las 14.07 horas, a pesar de que el registro tiene un horario de atención al público de 9 a 14 horas.

Las cuestiones sobre las que se pronuncia el Tribunal Supremo se reducen a dos: dilucidar si un Ayuntamiento puede utilizar su propio registro para presentar escritos dirigidos a otras Administraciones en el marco de un procedimiento administrativo; y si su presentación debe hacerse necesariamente dentro del horario establecido para el registro administrativo en cuestión. Todo ello en relación con el art. 38.4 de la Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, aplicable al caso ratione temporis.

En lo relativo a la primera cuestión, la Sala analiza su escasa jurisprudencia al respecto y confirma que nada impide que un Ayuntamiento haga uso de su registro administrativo para presentar escritos dirigidos a otra Administración. Además, especifica que no es necesario que cuente con un “convenio de ventanilla única”, lo que no se justificaría en la letra del art. 38.4 de la Ley 30/1992 y establecería diferencias entre Administraciones sobre cuáles pueden presentar tales escritos en su propio registro y cuáles no.

No obstante, niega categóricamente que una Administración pueda utilizar ese registro fuera del horario establecido para presentar escritos dirigidos a otras Administraciones, pues ello supondría servirse privilegiadamente de su posición dominante como titular o gestora del registro público, cosa que no podrían hacer los “ciudadanos” (art. 38.4 de la Ley 30/1992). Y esta conclusión tampoco establece discriminación alguna entre Administraciones en función del horario de sus registros, porque lo establecen ellas mismas en ejercicio de su poder de autoorganización.

Por todo ello, el Tribunal Supremo desestima el recurso de casación y confirma la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 4380/2018 – ECLI: ES:TS:2018:4380).