Jurisprudencia

TS – Dominio público

By 24 marzo, 2020 No Comments

STS 161/2020. El deslinde no es imprescindible para que la Administración pueda ejercitar sus potestades sobre el terreno de dominio público hidráulico cuya titularidad es cuestionada.

STS 161/2020, de 10 de febrero. El Abogado del Estado recurre en casación la sentencia del TSJ que estimó el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Ayuntamiento de Villafranca de Navarra contra la Resolución de la Confederación Hidrográfica del Ebro que autorizaba la plantación de árboles en terrenos de demanialidad hidráulica.

El TSJ resolvió que el procedimiento de autorización de plantación o corta/limpieza de arbolado no era el procedimiento adecuado para declarar el deslinde y el carácter demanial de los bienes; en cuanto que la titularidad es disputada por el Ayuntamiento y el solicitante, que consideraban los terrenos de carácter comunal y pertenecientes a la Entidad Local según la normativa navarra de bienes de Entidades Locales. Por ello, declaró nula la Resolución de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

El TS recuerda que la potestad de deslinde no precisa de motivo, causa, título, peligros o riesgos sobre los bienes que la justifiquen, sino que corresponde a la Administración del Estado la protección del dominio público hidráulico. El deslinde declara la propiedad y la posesión de los bienes que poseen unas características geomorfológicas establecidas en el art. 2.b TRLA y es título suficiente para inscribirlo en el Registro de Propiedad y rectificar las inscripciones contradictorias.

El TS concluye que, a pesar de no ser el deslinde el objeto de la pretensión del solicitante y cuestionada la titularidad de los bienes, es suficiente justificación para que la Administración ejercite las potestades administrativas necesarias en el marco de un procedimiento iniciado a solicitud del interesado. Asimismo, el ejercicio de las funciones de policía (art. 23.1.b) TRLA) no está sometida a un procedimiento de deslinde, pues el carácter demanial se lo otorgan las características previstas en la norma, lo que deriva en su titularidad pública y su inmersión del régimen normativo de bienes demaniales. Por ello según el TS, la Administración debía resolver sobre el objeto de plantación de árboles, con independencia de la inexistencia de un procedimiento de deslinde y con los datos aportados en las alegaciones del solicitante, sin perjuicio de que posteriormente pueda deslindar los terrenos (con carácter declarativo).

Por todo ello, el TS estima el recurso de casación y declara conforme a derecho la Resolución de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

 Texto completo en CENDOJ (STS 362/2020 – ECLI:ES:TS:2020:362).