Jurisprudencia

TS – IBI

By 10 noviembre, 2020No Comments

STS 835/2020. La exención del IBI a entidades sin ánimo de lucro según la Ley 49/2002 opera ope legis una vez el contribuyente comunica su opción por el régimen fiscal especial que prevé las entidades sin fines lucrativos.

STS 835/2020, de 22 de junio. la Real Asociación de Hidalgos de España recurre en casación la sentencia del TSJ de Madrid que estimó el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento de Ciempozuelos. Éste se dirigía contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 26 de Madrid que estimó el recurso de la asociación contra la resolución del Ayuntamiento que denegaba la aplicación de la exención de IBI prevista en la Ley 49/2002 para entidades sin fines lucrativos.

En 2009, el Gobierno revocó la declaración de utilidad pública de la asociación, extremo que fue recurrido con éxito. En 2012 se publicó la sentencia estimatoria. El Ayuntamiento considera que, dado que ya se había producido el devengo del impuesto en ese ejercicio cuando la asociación se acogió a ese régimen, no puede concederse para ese periodo impositivo.

El Juzgado entendió que la asociación ya había comunicado al Ayuntamiento una voluntad de acogerse a ese régimen cuando solicitó la exención relativa al IAE, y que no le era exigible una nueva solicitud específica para el IBI. Sin embargo, el TSJ consideró que, en cuanto beneficio fiscal rogado, no podía aplicarse sino desde el momento en el que se solicitó.

El TS analiza pormenorizadamente el régimen fiscal especial de la Ley 49/2002 para entidades sin fines lucrativos y cómo debe obrarse para que opere. Constata que en el caso del IAE, el reglamento de desarrollo regula claramente su exención como un beneficio rogado que, por tanto, debe ser solicitado (como así fue) por la asociación. Sin embargo, no existe tal regla para el caso del IBI, de forma que lo que la Ley 49/2002 únicamente exige para que se aplique ope legis la exención de IBI es que la asociación hubiera comunicado al Ayuntamiento (no solicitado) acogerse al régimen fiscal especial citado. Dado que ya había cursado esa comunicación para solicitar la exención de IAE, ésta era plenamente aplicable. Al Ayuntamiento no le correspondía concederla o denegarla, pues la comunicación sólo tendría efectos declarativos.

Por todo ello, estima el recurso de la asociación y reconoce su derecho a la exención de IBI en el periodo impositivo de 2012, condenando al Ayuntamiento a la devolución de lo cobrado más los intereses devengados.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 1880/2020 – ECLI: ES:TS:2020:1880).