Jurisprudencia

TS – Responsabilidad patrimonial

STS 245/2020. Puede solicitarse una indemnización por daños y perjuicios cuando se dicta un acto de gravamen una vez producida la caducidad del expediente.

STS 245/2020, de 20 de febrero. Un concesionario interpone recurso de casación contra la sentencia del TSJ de Murcia que estimó parcialmente el recurso de apelación del Ayuntamiento de Cartagena contra otra sentencia, del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 1 de Cartagena. Ésta, a su vez, estimó parcialmente el recurso contencioso-administrativo del concesionario.

La actuación administrativa impugnada es la declaración de caducidad de una concesión demanial que ostentaba el recurrente. Ese acto administrativo, además, se dictó una vez transcurrido el plazo de caducidad para dictarlo, con la consiguiente caducidad del expediente. No obstante, desde que se dicta el acto administrativo se priva al particular de la explotación de la concesión. Por ello, reclama de forma accesoria en vía jurisdiccional una indemnización por daños y perjuicios.

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo entendió que el acto administrativo era nulo por caducidad del expediente, y entendió que la indemnización que solicitaba el concesionario era una reclamación de responsabilidad patrimonial que procedía estimar. Para ello, estableció las bases de cálculo de la indemnización. Sin embargo, el TSJ entendió que no se trataba de una reclamación de responsabilidad patrimonial, sino de la solicitud del reconocimiento de una situación jurídica individualizada. Puesto que no se entra en el fondo del asunto (que sería la declaración de caducidad de la concesión), al producirse la caducidad del expediente, tampoco procede entrar a estudiar la indemnización solicitada.

El Tribunal Supremo recuerda que en el orden contencioso puede solicitarse una indemnización con carácter principal (reclamación de responsabilidad patrimonial) o accesorio a otra pretensión (situación jurídica individualizada). Sentado lo anterior, reconoce que el concesionario sufre un daño evidente desde que se le priva de la concesión hasta que esa privación es anulada judicialmente. Y admite igualmente, conforme a su jurisprudencia, que el concesionario pueda reclamar de forma accesoria una indemnización por daños y perjuicios causada por un acto dictado en un procedimiento caducado.

Por ello, estima el recurso de casación interpuesto por el concesionario y casa la sentencia del TSJ.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 536/2020 – ECLI: ES:TS:2020:536).