Jurisprudencia

TS – Reparcelación

By 15 septiembre, 2020 No Comments

STS 692/2020. La reparcelación no es un procedimiento susceptible de producir efectos desfavorables o de gravamen, por lo que no se le aplica la regla de la caducidad del art. 44.2 LRJPAC.

STS 692/2020, de 8 de junio. La Asociación Larrabizker Elkartea Afectados PAU interpone un recurso de casación contra la sentencia del TSJ del País Vasco que desestimó la apelación de la asociación contra una sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 4 de Bilbao. Ésta, a su vez, desestimó el recurso contencioso-administrativo de la asociación contra un proyecto de reparcelación aprobado por el Ayuntamiento de Mungia.

La asociación entiende que el expediente de reparcelación habría caducado conforme al art. 44.2 LRJPAC (hoy 25.1 LPAC). Considera que se trata de un procedimiento iniciado de oficio susceptible de producir efectos desfavorables o de gravamen. Al no haber un plazo específico de caducidad del procedimiento, considera aplicable el general de 3 meses, y constata que en esta ocasión el expediente ha durado 13 meses. Tanto el Juzgado como el TSJ desestimaron su pretensión anulatoria, al considerar que la reparcelación no es un procedimiento susceptible de producir efectos desfavorables o de gravamen.

El Tribunal Supremo considera esencialmente correctos los argumentos de las sentencias anteriores. Se refiere en primer lugar a la duración máxima del expediente de reparcelación. Aun admitiendo que se trate de un procedimiento iniciado de oficio, considera incorrecto aplicar la duración máxima de 3 meses en defecto de regulación específica. Y ello porque, al estudiar la regulación de la reparcelación en el RGU, constata que es posible determinar una duración máxima si se suman los plazos establecidos para cada uno de los trámites del expediente.

Por lo demás, rechaza que estemos ante un supuesto subsumible en el art. 44.2 LRJPAC. Incluso aceptando que se trate de una “potestad de intervención” como la planificadora, el TS rechaza de plano que pueda considerarse que en la reparcelación exista un efecto desfavorable o de gravamen. Y ello porque la carga de contribuir a los gastos de urbanización se compensa con los beneficios individuales y para la comunidad. Por ello tampoco procedería la declaración de caducidad del expediente de reparcelación.

Así, el TS desestima el recurso de casación planteado por la asociación recurrente.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 1701/2020 – ECLI: ES:TS:2020:1701).