Jurisprudencia

TS – Contratos públicos

By 2 junio, 2020 No Comments

STS 403/2020. El incumplimiento de las bases establecidas que exigen la justificación de la solvencia en un determinado momento no permite la subsanación y determina la expulsión.

STS 403/2020, de 14 de mayo. La empresa STOCK CIRCUIT S.L. interpone recurso de casación contra la sentencia del TSJ. Se impugnó ante el TSJ la resolución del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales que desestimó el recurso especial en materia contractual interpuesto contra la resolución del Gobierno de la Comunidad Valenciana sobre un contrato de transporte, custodia y recogida de vehículos de motor.

STOCK CIRCUIT, S.L. resultó adjudicataria del contrato, ante lo que otra sociedad interpuso primero el recurso especial y posteriormente el contencioso-administrativo ante el TSJ. Este último lo estimó parcialmente, anuló la adjudicación de varios lotes y reconoció el derecho de la recurrente a una indemnización.

La controversia gira en torno a que STOCK CIRCUIT S.L. fue requerida para que subsanara la deficiencia sobre el anormal precio a la baja ofrecido, pero no facilitó el nombre del contratista con quien contrataba los servicios de recogida y transporte de vehículos. La cuestión es si tal cosa era o no subsanable.

El TS resuelve que los pliegos de condiciones a los que se sujeta la licitación pública son norma del contrato, por lo tanto, no están sujetos a la valoración de la prueba, y por ello su interpretación se realiza de acuerdo con la función hermenéutica de los tribunales y no como práctica de la prueba. El TS recuerda su jurisprudencia por la cual no puede volver a realizar la interpretación de la norma a no ser que el tribunal de instancia contravenga manifiestamente la legalidad o resulta errónea o arbitraria, circunstancias que, según el TS, no concurren en el supuesto.

Asimismo concluye el tribunal que las funciones de recogida, transporte y custodia tienen un carácter principal en la licitación, que condiciona la prestación del servicio. Por lo tanto, no es posible subsanar la falta de justificación en la licitación que fue exigida en un determinado momento (debía ser justificada en el anexo 1), y que ha de aplicarse a todos los licitadores por igual. Por lo tanto no cabe subsanación y el incumplimiento determina su expulsión del proceso de contratación. Al no ser considerados documentos formales o deficiencia en la documentación no existe la justificación que permita subsanar.

Por todo ello, concluye el TS desestimando el recurso de casación.

Texto completo en CENDOJ (STC 932/2020 – ECLI:ES:TS:2020:932).