Jurisprudencia

TS – Contratos públicos

By 22 abril, 2021No Comments

STS 1345/2020. En las reclamaciones de cantidad por parte de contratistas, la base del cálculo de los intereses de demora incluye la cuota del IVA que ya haya sido ingresado por el mismo en Hacienda.

STS 1345/2020, de 19 de octubre. La Generalitat de Cataluña interpone recurso de casación contra la sentencia del TSJ de Cataluña. Ésta estima el recurso contencioso-administrativo interpuesto por un contratista frente al incumplimiento del pago por la Administración catalana de los intereses de demora devengados por el impago de la deuda principal. Dicha deuda derivaba de los servicios de vigilancia y seguridad prestados por la entidad mercantil a favor de la Administración, en el marco de un contrato de servicios.

La Administración se opone a que la cuota del IVA sea computada dentro de la base del cálculo de los intereses de demora, alegando que el contratista no es acreedor de la misma sino sujeto pasivo de la relación jurídico-tributaria. En contraposición, la entidad mercantil alega que dado que la misma ingresó el impuesto en Hacienda sin haber mediado el pago por el obligado a soportar la repercusión (la Administración), los intereses de demora deben calcularse incluyendo la cuota del IVA no satisfecha por esta última.

A raíz de la controversia, el TS fija el interés casacional en determinar (i) si la cuota de IVA puede incluirse en la base del cálculo de los intereses de demora; (ii) si, para que ello sea posible, es necesario que el contratista haya ingresado previamente el Impuesto en la Hacienda Pública y; (iii) si el dies a quo del cómputo de intereses de demora sobre la cuota del IVA es la fecha del ingreso del impuesto en Hacienda o, al contrario, el momento en que se presenta la factura a la Administración contratante.

Para dar respuesta a ello el Tribunal procede a recordar que en el IVA, como regla general, el devengo del impuesto se produce con la mera prestación de servicios. Ahora bien, la repercusión del impuesto tiene lugar con la entrega de la factura. Por tanto, la factura debe necesariamente prever el devengo del impuesto (i.e. la realización del hecho imponible) dado que el devengo es un antecedente lógico de la repercusión. Adicionalmente, el art. 5 de la  Ley 3/2004, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, prevé que se incurre en mora por el mero incumplimiento del pago en el plazo legalmente establecido, sin necesidad de intimación.

Esta exégesis lleva al TS a concluir que el IVA debe incluirse en el cómputo de los intereses de demora, pero es preciso que el contratista acredite haber ingresado el impuesto en la Hacienda Pública. Además, el plazo de la mora inicia desde la entrega de la factura a la Administración, toda vez que dicho documento constituye la constatación del hecho imponible por parte de la misma.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 3266/2020 – ECLI:ES:TS:2020:3266).