Jurisprudencia

TS – Expropiación

By 18 junio, 2020 No Comments

STS 392/2020. Para el cálculo de la superficie de aprovechamiento privado es necesario es necesario conocer la superficie total edificable y no edificable.

STS 392/2020, de 13 de mayo. El Ayuntamiento de Martorell ha promovido la declaración de error judicial sobre los autos del 13 de diciembre de 2017 y 4 de abril de 2018 del TJS.

Un particular interpuso recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del Jurado de Expropiación de Cataluña que fijaba el justiprecio de su finca expropiada por el Ayuntamiento de Martorell. El TSJ estimó parcialmente el recurso estableciendo un justiprecio nuevo en función de los valores que constan en la sentencia.

El TSJ fundamentó su decisión en la creencia de que la decisión del Jurado era improcedente, dado que había considerado la edificabilidad bruta del polígono fiscal, pero debía considerar su edificabilidad neta. Por lo tanto, necesitaba conocer la superficie susceptible de apropiación privada, por lo que el TSJ ordenó que el perito determinase la superficie no susceptible de apropiación (destinada a vialidad, parques y jardines, espacios libres públicos y equipamientos públicos) y que detrajera dicha superficie del total de polígono para hallar la superficie de suelo susceptible de apropiación.

Para admitir el recurso por error judicial, el TS sigue la doctrina establecida en la STC 112/2019, cuya conclusión es que es innecesario interponer un previo incidente de nulidad contra las resoluciones judiciales a las que se imputa la vulneración de un derecho fundamental, en los casos que el recurso haya sido inadmitido por razones procesales no imputables a la parte. Por lo tanto, el TS consideraque la parte ha denunciado oportunamente la vulneración del derecho fundamental a la tutela judicial efectiva (art. 24 CE) por la falta de motivación, apartamiento de las bases de ejecución de la sentencia y lesión del principio de intangibilidad de la cosa juzgada, además de que la inadmisión del recurso de casación se debió a la ausencia de interés casacional.

El TS establece que, en función de la prueba pericial y de las aclaraciones, el perito no midió la superficie de apropiación privada ni identificó otra fórmula, se limitó a utilizar un cuadro que aparece en un dictamen aportado por una de las partes, del que extrajo el dato de la suma de superficies de las fincas edificadas del polígono. Por lo tanto, el dictamen del perito no se atenía a los parámetros fijados en la sentencia.

Según el TS, para calcular la superficie susceptible de apropiación privada es necesario conocer la totalidad de la superficie, tanto de la edificada, como de la no edificada. Para justificar el cálculo del perito, el TS establece que debería haberse incluido todo el suelo susceptible de apropiación privada tanto edificado como no, pero el perito admitió en su declaración que se ha valido de un cuadro que solo contiene la superficie edificada.

A pesar de lo establecido, el auto de 13 de diciembre de 2017 del TSJ asumió el dictamen del perito y fijó el justiprecio. Según el TS, el contraste entre el dictamen y la sentencia ejecutada revela la existencia de un error manifiesto, dado que no se ha realizado la medición de la superficie del suelo no susceptible de apropiación privada, ni la operación de resta de la superficie total del polígono. Por lo tanto, el TS establece que manifiesta una desatención del TSJ al examinar el informe del perito y no constatar la contradicción entre las instrucciones de la sentencia y las operaciones del perito. Asimismo, según el TS, el auto de 4 de abril de 2018 reconoce que se separó de las instrucciones de la sentencia sin justificación alguna y con perjuicio para la parte ejecutada (Ayuntamiento de Martorell).

Por todo ello, el TS concluye que el TSJ ha actuado desatendiendo la función de sometimiento a la sana crítica y examen racional del conjunto de las pruebas (art. 348 LEC). Por lo tanto, el TS declara que los autos de 13 de diciembre de 2017 y 4 de abril de 2018 incurren en error judicial.

Texto completo en CENDOJ (STS 947/2020 – ECLI:ES:TS:2020:947).