Jurisprudencia

TS – Grupos municipales

By 14 febrero, 2020 No Comments

STS 1847/2019. Los grupos municipales están legitimados activamente para impugnar las decisiones que no han podido votar ni fiscalizar.

STS 1847/2019, de 18 de diciembre. El Ayuntamiento de Madrid interpone recurso de casación frente a la Sentencia del TSJ de Madrid que estimó el recurso contencioso-administrativo interpuesto por el Grupo Municipal Popular contra la Instrucción aclaratoria de las Normas del Plan General de Ordenación Urbanística de 1997. Esta Instrucción fue dictada por el Área de Gobierno de Desarrollo Sostenible, en quien se había delegado la competencia de dictar criterios interpretativos y aplicación de preceptos legales.

El Ayuntamiento solicitó en la instancia la inadmisión, ya que considera que la Instrucción tiene carácter ad intra y tiene carácter meramente organizativo. Además, considera que el grupo municipal no está legitimado para actuar, ya que no tiene personalidad jurídica propia. En su caso, sólo podrían recurrir los concejales que hubieran votado en contra, como dispone el art. 63.1.b LBRL.

El TSJ de Madrid entiende que la Instrucción es impugnable por tener carácter ad extra, al modificar las Normas Urbanísticas del PGOUM, y por lo tanto se trata de una disposición general. En segundo lugar, fundamenta la legitimación activa del grupo municipal en dos preceptos: la acción pública en materia urbanística (art. 19 LJCA) y la legitimación de los concejales que votaron en contra del acuerdo (art. 63.1.b LBRL). En este caso no ha habido votación porque se ha sustraído al Pleno la aprobación de la modificación de las Normas Urbanísticas, de forma que el grupo municipal no pudo ejercer el control que le corresponde. Por todo ello, reconoce su legitimación activa para la interposición de recurso contra la Instrucción dictada.

El TS ratifica la sentencia de instancia, considerando que la Instrucción produce una modificación de las Normas Urbanísticas y no tiene una mera función interpretativa, pues se destina a los vecinos y no únicamente a los miembros de la Administración. Por ello, incumple el procedimiento concurrente entre las Entidades Locales y la Comunidad Autónoma para aprobar instrumentos de planeamiento general.

En cuanto a la legitimación activa, el TS la considera suficiente en este caso. Estamos ante una decisión unipersonal, no votada, sin posibilidad de fiscalización o aprobación, donde el conocimiento es posterior y sin posibilidad de ser votada por ningún miembro del grupo municipal. Y, sobre todo, dictada por un órgano manifiestamente incompetente. Por lo demás, el grupo municipal queda legitimado en cuanto sus miembros han expresado su voluntad de ejercitar la vía jurisdiccional.

Así, el TS extiende también a estos casos la legitimación de los grupos municipales cuando concurran estas circunstancias. Por ello, desestima el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Madrid.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 4184/2019 – ECLI:ES:TS:2019:4184).