Jurisprudencia

TS – Impugnación indirecta

By 18 mayo, 2021No Comments

STS 1468/2020. Sobre la posibilidad de impugnar una ordenanza fiscal indirectamente por insuficiencia u omisión del informe técnico-económico del art. 25 LHL.

STS 1468/2020, de 6 de noviembre. Se interpone recurso de casación por la obligada tributaria contra la sentencia del TSJ de Madrid, que estimó parcialmente el recurso de apelación planteado contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo núm. 27. de Madrid referente a liquidaciones de la tasa del ejercicio de 2015 por ocupación del vuelo, suelo y subsuelo de los bienes de titularidad municipal por elementos de transporte y distribución de energía eléctrica.

La cuestión gira en torno a si la impugnación indirecta de una Ordenanza fiscal permite alegar la omisión o la insuficiencia de los informes técnico-económicos a los que se refiere el artículo 25 LHL, por entender que se trata del incumplimiento de un requisito material o sustantivo que resulta determinante de un elemento esencial del tributo, o si no cabe dicha invocación al constituir un vicio puramente formal, no susceptible de alegación en la impugnación indirecta de una disposición de carácter general.

El TS realiza un análisis de la normativa invocada y de los argumentos utilizados en anteriores instancias. En primer lugar, recuerda que los vicios formales de la ordenanza sólo se pueden hacer valer en el marco del recurso directo contra la Ordenanza fiscal, no en el indirecto. También recuerda que constituyen vicios sustantivos de la Ordenanza fiscal (susceptibles de impugnación indirecta), la inclusión de hechos o magnitudes económicas, para determinar los elementos cuantificadores de la deuda tributaria, que no resulten justificados debidamente en los informes técnico-económicos. No obstante, se permite la viabilidad del recurso indirecto, por no ajustarse a la cuantía de la tasa establecida, siempre y cuando la denuncia de esos vicios no se fundamente únicamente en la inadecuación de los criterios técnicos del informe u otros defectos formales.

El TS desestima el recurso de casación al considerar que la contribuyente ha fundamentado la impugnación de la cuantía de la tasa solo en la insuficiente justificación de su importe en el estudio económico-financiero y en la improcedencia del método utilizado en él. Por lo tanto, dicha argumentación hubiese prosperado en el marco de un recurso directo, pero no mediante la impugnación indirecta de una disposición de carácter general.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 3721/2020 – ECLI:ES:TS:2020:3721).