Jurisprudencia

TS – Revisión de oficio

By 7 abril, 2020 No Comments

STS 287/2020. No puede solicitarse la revisión de oficio de un acto si ya hay una sentencia firme que declara su validez, aunque no se alegaran todas las posibles causas de nulidad.

STS 287/2020, de 27 de febrero. Medano Beach S.L. interpone recurso contencioso-administrativo contra el Acuerdo del Consejo de Ministros que inadmitió su solicitud de revisión de oficio de la Orden Ministerial que declaró la caducidad de una concesión otorgada en 1960 para la ocupación de terrenos ubicados en el dominio público marítimo-terrestre. El motivo de la solicitud residía en que la declaración de caducidad incurría en vicio de nulidad, al considerar a un tercero titular de la concesión. Este tercero había transmitido la titularidad a Medano Beach S.L. en 1965.

El TS recuerda su doctrina sobre los supuestos de inadmisión a trámite de una solicitud de revisión de oficio: cuando no se base en causa de nulidad (antiguo art. 62.1 LRJPAC), carezca manifiestamente de fundamento o se hubieran desestimado otras solicitudes sustancialmente iguales. Asimismo, el Tribunal añade los supuestos que aludan a causas de nulidad que no fueron alegadas en sede de recurso administrativo.

Seguidamente, el TS considera que debe realizarse una interpretación restrictiva de las causas de nulidad y de inadmisión de la revisión de oficio (art. 102.3 LRJAPAC). Lo contrario llevaría a una confusión entre los plazos de impugnación y las causas de nulidad, si bien ambas figuras responden a funciones diferentes. Por ello, el TS concluye que la acción de nulidad se reserva únicamente para los actos administrativos que constituyan una gravedad cualificada de nulidad plena.

Asimismo, el TS considera que el procedimiento de revisión de oficio es un procedimiento extraordinario (para causas de nulidad de pleno derecho) y subsidiario. Añade el TS que el procedimiento de revisión de oficio permite un juicio anticipado negativo cuando su falta de fundamentación se perciba de forma manifiesta; ya que su finalidad es no proceder a la tramitación cuando es patente la inviabilidad de la acción de nulidad. Por último, establece que no es posible instar el procedimiento de revisión de oficio porque existe cosa juzgada en este caso, aun cuando las causas de nulidad alegadas no fueran planteadas anteriormente.

El TS señala que el acto de caducidad ha sido confirmado por sentencia firme. Por todo ello, el Tribunal resuelve desestimando el recuso por cuanto carece de fundamento al haber impugnado el acto anteriormente en vía jurisdiccional y el recurso fue rechazado, pues nunca se alegó nada respecto de la titularidad de la concesión.

Texto completo en CENDOJ (STS 621/2020 – ECLI:ES:TS:2020:621).