Jurisprudencia

TS – Urbanismo

By 18 febrero, 2020 No Comments

STS 21/2020. El Mapa de Capacidad Acústica debe atender al uso predominante actual del suelo, no al uso futuro previsto en el planeamiento.

STS 21/2020, de 15 de enero. Postes y Maderas, S.A., interpone recurso de casación frente a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que desestimó su recurso contencioso-administrativo contra el Acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Manresa, por el que se aprobó el mapa de capacidad acústica del municipio. Dicho mapa afectaba a dos fincas de la recurrente de uso industrial y residencial con calificaciones acústicas diferentes.

El recurrente alega que el Mapa impugnado califica acústicamente las fincas conforme al uso predominante futuro (residencial, previsto en el planeamiento), no conforme al uso actual (industrial, a extinguir). Alega que la falta de ejecución del planeamiento no puede resultar ahora en una calificación acústica más estricta respecto del uso urbanístico actual de las fincas.

El TSJ de Cataluña considera que no influye que el planeamiento urbanístico no haya sido desarrollado y no exista coincidencia entre el uso previsto y el uso real del suelo. Y entiende que debe tenerse en cuenta la existencia de zonas colindantes urbanísticamente consolidadas que puedan ser afectadas por la proximidad. Por ello, el TSJ considera correcto el criterio del Ayuntamiento de seguir el uso futuro del suelo y no el actual.

El Tribunal Supremo, analizando el art. 7 de la Ley del Ruido, el art. 5 y el Anexo V del Reglamento que la desarrolla, considera que la opción por el uso actual o futuro del suelo no está prevista en la norma. Por ello, interpreta que el criterio válido es el del uso predominante y actual del suelo para elaborar el Mapa de Capacidad Acústica. Reprocha así a la Administración que no haya procedido a la ejecución del planeamiento, incumpliendo sus propios mandatos, pero imponga las exigencias del planeamiento no ejecutado a otros. No puede anticiparse la protección acústica de una zona que actualmente no cuenta con el uso que corresponde a ese nivel de protección. Por todo ello, ha sido vulnerado, según el TS, el derecho a la buena administración (art. 41 CDFUE).

Concluye el TS estimando el recurso de casación y anulando el Mapa de Capacidad Acústica de Manresa en lo relativo a la calificación de la finca industrial de la recurrente.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 73/2020 – ECLI:ES:TS:2020:73).