Jurisprudencia

TS – Planeamiento urbanístico

STS 75/2021. Se permite la posibilidad de que los instrumentos de planeamiento urbanístico regulen las condiciones de acceso y ejercicio de una actividad, limitando incluso el ejercicio de actividades previamente legalizadas.

STS 75/2021, de 26 de enero. Se interpone recurso de casación por unos particulares contra la sentencia dictada por el TSJ de Cataluña que, a su vez, estimaba parcialmente el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra el acuerdo del Pleno del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona, por el que se aprobó definitivamente el plan especial urbanístico para la regulación de las viviendas de uso turístico en la ciudad de Barcelona.

La cuestión se centra en determinar en qué medida los instrumentos de planeamiento urbanístico pueden regular las condiciones de acceso y ejercicio de una actividad e incluso limitar el ejercicio de actividades previamente legalizadas, referidas concretamente a las viviendas de uso urbanístico y la incidencia de dicha regulación en el ámbito de la libre prestación de servicios.

El TS estudia la normativa y jurisprudencia aplicable al caso y dispone que, el problema de fondo suscitado es un problema jurídico de proporcionalidad en el marco de una dispersa normativa estatal y autonómica. La intervención normativa municipal, en uso y ejecución de las competencias urbanísticas que le son propias, no puede ofrecer ningún tipo de duda. Ello se debe a que, tal y como dispone el Alto Tribunal, la intervención municipal en la materia, en uso y ejercicio de la potestad de planeamiento, cuenta con un claro respaldo y legitimidad democrática. Asimismo, se presenta como una potestad realizada por la Administración más cercana al ciudadano, y articulada con un mayor grado de participación y conocimiento de la realidad local. El TS dispone que, tal y como ha establecido con anterioridad el TJUE, en este caso nos hallamos ante “razones imperiosas de interés general”, especialmente si reparamos en que la motivación de la figura de planeamiento impugnada ofrece unos propósitos cuyo objetivo principal es la configuración de un determinado modelo de ciudad. A juicio del Alto Tribunal la figura de planeamiento impugnada se ajusta a los criterios de no discriminación, necesidad, proporcionalidad, claridad, objetividad, publicidad, transparencia y accesibilidad dispuestos en los artículos 15.3 de la Directiva 2006/123/CE y 9.2 de la Ley 17/2009, de 23 de noviembre, sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio. Por lo tanto, no existe vulneración del Derecho europeo en la medida en que se respeta el régimen establecido en la perspectiva urbanística.

En consecuencia, el TS considera que existe un adecuado ejercicio por el planificador de la potestad de ordenación urbanística, enmarcada en el principio de desarrollo sostenible y debidamente justificada en la protección del derecho a la vivienda y el entorno urbano. Por lo tanto, el TS desestima el recurso de casación interpuesto contra la sentencia del TSJ de Cataluña que estimaba parcialmente el recurso contencioso-administrativo interpuesto contra el acuerdo del Pleno del Consejo Municipal del Ayuntamiento de Barcelona y que aprobó definitivamente el Plan Especial Urbanístico para la regulación de viviendas de uso turístico en la ciudad.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 210/2021 – ECLI:ES:TS:2021:210).

 

Leave a Reply

*