Jurisprudencia

TS – Potestad reglamentaria

STS 64/2021. La potestad reglamentaria atribuida al pleno se ejerce sobre todas las materias, incluidas las de competencia ejecutiva y administrativa de la Junta de Gobierno Local o de otros órganos de gobierno.

STS 64/2021, de 25 de enero. Se interpone recurso de casación por el Ayuntamiento de Lugo contra la sentencia dictada por el TSJ de Galicia que desestimaba el recurso de apelación interpuesto por el propio Ayuntamiento contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo contencioso-administrativo núm. 1 de Lugo que, a su vez, resolvía el recurso interpuesto por la Confederación Intersindical Galega (CIG) contra el Acuerdo de la Junta de Gobierno Local de Lugo por el que se acordaba ratificar, validar y aprobar los acuerdos de la mesa de negociación en la que se decidió la modificación de dos artículos del Reglamento Interno del Personal Funcionario del Ayuntamiento.

La cuestión se centra en dilucidar si en los municipios de gran población, y respecto de materias cuya competencia la ostente la Junta de Gobierno Local, este órgano asume también la competencia de su regulación reglamentaria (por no tener atribuido el pleno competencia sobre esas materias) o, por el contrario, si el Pleno ejerce su potestad reglamentaria sobre todas las materias, incluso cuando la competencia ejecutiva y administrativa sea de los órganos de gobierno, en este caso, de la Junta de Gobierno Local.

El TS estudia la normativa aplicable al caso y dispone que, en los municipios de gran población, el pleno municipal se configura como un órgano de debate de las grandes políticas locales que afectan al municipio y de adopción de todas las decisiones estratégicas. Asimismo, es el órgano de máxima representación política de los ciudadanos en el gobierno municipal (art. 122.1 LBRL). Una de las potestades de especial relevancia que ostenta el pleno es el ejercicio de la potestad reglamentaria, inherente para la efectividad del principio de autonomía local (art. 137 in fine CE y arts. 2 y 4.1 a) LBRL). Por lo tanto, pese a que la Junta de Gobierno Local ostenta potestad de promoción reglamentaria (art. 127.1 a) LBRL), no por ello se le sustrae al Pleno del ejercicio de esta potestad.  En consecuencia, el TS concluye que, en los municipios de gran población, el pleno queda configurado como un órgano de máxima representación política, debate y control. No obstante, también es un órgano administrativo y, como tal, ejerce su potestad reglamentaria sobre todas las materias. Ello le permite regular aquellas cuyo ejercicio es competencia de los órganos ejecutivos, administrativos o de gobierno, concretamente de la Junta de Gobierno Local.

Por lo tanto, el TS procede a desestimar el recurso de casación interpuesto por el Ayuntamiento de Lugo contra la sentencia dictada por el TSJ de Galicia, sentencia que confirma por ser conforme a Derecho.

Texto completo en CENDOJ (Roj: STS 54/2021 – ECLI:ES:TS: 2021:54).

Leave a Reply

*