Blog

La actividad de los órganos de recursos contractuales durante la pandemia

By 22 septiembre, 2021septiembre 23rd, 2021No Comments

En las próximas semanas, por séptimo año consecutivo, se publicará el Informe sobre la Justicia Administrativa 2021, elaborado por el Centro de Investigación sobre Justicia Administrativa de la UAM (www.cija-uam.es). El informe presenta un especial interés en esta edición, puesto que pretende medir el impacto que tuvo la pandemia en 2020 sobre el funcionamiento de la justicia administrativa en distintos sectores. Con esa finalidad se incluye una comparación con la serie de datos recopilada en los informes previos. Uno de los sectores que es objeto de análisis es la contratación pública. En particular, se estudia el funcionamiento de los órganos de recursos contractuales autonómicos, ya que el TACRC no ofrece sus datos de funcionamiento desde 2018, así como la actividad de la jurisdicción contencioso-administrativa. A continuación, se realiza un breve resumen de la actividad de los órganos de recursos contractuales.

La información disponible muestra que, por primera vez desde su creación a partir de 2010, se ha invertido la tendencia al alza en el número anual de nuevos recursos interpuestos ante los órganos de recursos contractuales. Solo en dos supuestos se registra un incremento en el número de nuevos recursos: Navarra e Islas Canarias, donde suben un 22,3% y un 18,4%, respectivamente. En el resto de los casos, se aprecia un claro descenso en la cifra de recursos. En Aragón, se han reducido en un 29,1%; en Madrid, en un 47,1%; en Andalucía, en un 12,6%; en Cataluña, en un 14,8%; en Euskadi, en un 11,3%; en Castilla y León, en un 12,4%; en Extremadura, en un 30%; y en Galicia, en un 26,3%.

Figura 1. Nuevos asuntos en los órganos de recursos contractuales. Desglose por años desde su creación (2010-2020) [en número]

Fuente: elaboración propia a partir de datos ofrecidos por los órganos de recursos contractuales.

La reducción del número de asuntos tiene su origen en el descenso en picado de la actividad durante los meses de marzo y abril, fundamentalmente, con ocasión de la suspensión de los plazos administrativos en el marco del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo. El desglose de la actividad mensual de los órganos de recursos contractuales ofrecido en las memorias de algunos órganos pone de manifiesto, sin embargo, una rápida recuperación en el volumen de actividad en los meses posteriores. De hecho, se aprecia una tendencia al alza a medida que avanza el año que, de acuerdo con los propios tribunales, se explica con ocasión de la facilidad con que se puede acceder al recurso especial en materia de contratación desde la entrada en vigor de la LCSP en 2018.

La bajada puntual de la entrada de nuevos asuntos se ha aprovechado por los órganos de recursos contractuales para mejorar la tasa de resolución en prácticamente todos los casos, a pesar de las dificultades iniciales que encontraron para teletrabajar. Analizando tendencias concretas, hay que destacar cómo el aumento del número de casos en el órgano canario ha llevado a la reducción de su tasa de resolución, que pasa del 100% en 2019 al 83% en 2020. También se ha producido un descenso de la tasa de resolución en Galicia, donde el 98% de 2019 se baja a un 90% en 2020; así como en Euskadi, que pasa del 105% a un 97,3%. Algo distinto ha sucedido en Navarra, donde el ritmo de resolución ha subido en cuatro puntos porcentuales: del 117% al 121,1%, a pesar del incremento de nuevos recursos. En el resto de los casos, se registran subidas en torno a 10 puntos porcentuales. La más llamativa es la del Tribunal castellanoleonés que ha pasado del 85% al 104,5%. Ahora bien, más allá de estos datos concretos, hay que destacar que todos los órganos se sitúan muy cerca del 100% de tasa de resolución, lo que significa que resuelven anualmente un volumen de asuntos muy similar al volumen de nuevos recursos. El problema está en la congestión acumulada debido al crecimiento paulatino del número de casos en los últimos años que puede derivar en un aumento del tiempo de resolución, como se ve en seguida.

Figura 2. Tasa de resolución de los órganos de recursos contractuales. Desglose por años desde su creación (2010-2020) [en porcentaje]

Fuente: elaboración propia a partir de datos ofrecidos por los órganos de recursos contractuales.

La información sobre la duración de los procedimientos ante los órganos de recursos contractuales es parcial. Solo seis órganos han proporcionado datos al respecto. De ellos, la mitad (formada por los tribunales de Galicia, Castilla y León y Navarra) es capaz de resolver en un plazo inferior a un mes, mientras que la otra mitad (compuesta por los órganos de Andalucía, Euskadi y Canarias) se acerca o supera el plazo de dos meses establecido legalmente (art. 57.2 Ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público).

Figura 3. Duración media de los procedimientos de recurso desde la presentación del recurso hasta su resolución. Desglose por años desde su creación (2011-2020) [en días hábiles o naturales, en función del órgano]

Fuente: elaboración propia a partir de datos ofrecidos por los órganos de recursos contractuales.

El aumento sostenido del volumen de recursos, así como la inexistencia de un reforzamiento de medios personales está conduciendo, así, a una progresiva extensión de los plazos de resolución en algunos casos. El descenso de actividad producido en 2020 tiene carácter anecdótico. La tendencia parece apuntar a un incremento de la actividad, especialmente de la mano de la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia a partir de 2022. De modo que parece necesario dotar a los órganos de recursos contractuales de medios suficientes para que sigan garantizando la eficacia y agilidad que ha caracterizado su funcionamiento desde su creación, hace ya más de diez años.

Silvia Díez Sastre

Directora IDL-UAM

Profesora Derecho Administrativo UAM

Leave a Reply

*